La Sociedad Botánica Española impulsa el primer Biomaratón Floral

El Biomaratón Floral se realizará del 21-23 de mayo y tiene como objetivo reivindicar la importancia que las plantas tienen en la sociedad y rescatarlas del olvido que sufren.

19 mayo 2021

Cartel de la primera Biomaratón de la Flora Española

El primer Biomaratón Floral, un evento impulsado por la Sociedad Botánica Española (SBE), buscará mediante la captura de fotos, reivindicar la importancia que las plantas tienen en la sociedad además de rescatarlas del olvido que sufren. 

Coincidiendo con la celebración esta semana de la Fascinación por las Plantas, grupos de ciudadanos de todas las Comunidades Autónomas saldrán al campo el próximo fin de semana (21-23 mayo), para ‘capturar’ con una cámara (como la del teléfono) tantas especies florales como sea posible. 

Una vez obtenida la foto, las especies serán identificadas con la ayuda y asesoramiento de otros participantes y de la comunidad botánica, señalan desde la Sociedad Botánica en un comunicado. 

El biomaratón está destinado a todo el mundo, sin necesidad de saber inicialmente de qué planta se trata, y los usuarios con mayor experiencia propondrán la identidad de la especie en cada fotografía, con el objetivo de acercar el conocimiento científico a la ciudadanía. 

Más de 50 centros dispersos por toda la geografía española -universidades, sociedades, ONGs, diversas instituciones autonómicas, institutos de investigación, jardines botánicos, Reservas de la Biosfera, Parques Nacionales y, sobre todo, numerosos ciudadanos a nivel individual- se han unido ya a este evento. 

Para participar en el Biomaratón Floral sólo hay que registrarse en la plataforma de ciencia ciudadana iNaturalist, descargarse la aplicación, y subir fotos de las plantas observadas entre los días 21 y 23 de mayo; dentro de esta plataforma se ha preparado un Proyecto Nacional que incluye subproyectos para todas las comunidades autónomas, de manera que se podrá consultar la flora y número de observaciones por región geográfica. 

Además, todas las observaciones que se registren con fiabilidad se subirán a una red mundial de datos científicos de uso libre (GBIF), con el fin de ayudar al conocimiento y a la conservación de especies raras y amenazadas, al mejor entendimiento de la distribución y los hábitats de las plantas, o a averiguar cómo pueden éstas responder al cambio climático. 

ALOJAMIENTOS POR COMUNIDAD