Cabezabellosa en Extremadura, enclave de ecoturismo y vuelo libre

Dentro del Plan de Sosteniblidad turística Ambroz-Cáparra, Cabezabellosa destaca como enclave para la práctica de vuelo libre, parapente, ala delta y paramotor.

21 septiembre 2021

Vuelo en parapente en Cabezabellosa // Crédito: blog.tvalacarta.info

El turismo activo es una clase de turismo que se ha potenciado a raíz de la pandemia. Deportes al aire libre, en contacto con la naturaleza. Adrenalina y belleza en armonía. Y tanto es el potencial que durante las jornadas que acogieron el marco del Plan de Sostenibilidad turística Ambroz-Cáparra en Extremadura,  se ha puesto de manifiesto las potencialidades de Cabezabellosa para el deporte, el ecoturismo y el bienestar en la naturaleza. 

Ya desde hace más de dos décadas, la localidad de Cabezabellosa era lugar de encuentro de amantes del vuelo libre, parapente, ala delta, paramotor… Pero a partir de esas jornadas, se pone de manifiesto su posicionamiento claro como enclave para la práctica de esta modalidad deportiva y como destino para los amantes del turismo deportivo, de naturaleza y ecoturismo. 

Reconocidos profesionales de vuelo libre, empresarios, agentes sociales y población en general se dieron cita en las I Jornadas sobre Turismo Deportivo en la modalidad de vuelo libre, que se celebrarón, con ponencias, exposiciones, rutas y práctica deportiva, a lo largo de un fin de semana en Cabezabellosa, en el marco del Plan de Sostenibilidad Turística Ambroz-Cáparra. 

El diputado de Reto Demográfico, Desarrollo Sostenible, Juventud y Turismo de la Diputación de Cáceres, Álvaro Sánchez Cotrina, acompañado del director general de Turismo de la Junta de Extremadura, Francisco Martín, de la diputada de Turismo, Patricia Valle Corriols, y de la alcaldesa de la localidad, María Talaván, destacaron el buen momento para dar un impulso a lugares como Cabezabellosa, que cuenta en su término municipal con el conocido Pico Pitolero, a 1.352 metros de altura y con unas condiciones de vuelo sin igual. 

Sánchez Cotrina indicó en la importancia de trabajar teniendo en cuenta las “transformaciones que está experimentado el sector turístico y la aparición de nuevos productos, de modo que además de ofertar descanso, ofertemos actividades que contacten con el turista, en este caso el que busca turismo deportivo”. 

De ahí la apuesta de la Diputación de aprovechar las potencialidades de cada territorio, gestionar nuevas fórmulas, como es el caso del Pico Pitolero en Cabezabellosa, en la comarca de Trasierra-Tierras de Granadilla, “que es un enclave de primer orden para el parapente, además de ofrecer unas vistas privilegiadas de toda la comarca y del embalse Gabriel y Galán, por no recordar a su vecina comarca del Jerte. Pues en este enclave -continuó- encontramos despegues con varias orientaciones, algunos con casi 900 metros de desnivel, lo que lo hace lugar propicio, prácticamente todo el año, tanto para vuelos de cross, como para otros más tranquilos, aprovechando los vientos del valle y disfrutando de las vistas y el paisaje”. 

Ante estas potencialidades, la Diputación de Cáceres ya ha intervenido, a través del programa Diputación Desarrolla, para adecuar el acceso al Pico Pitolero, con una actuación en los casi 5 kilómetros de subida, y a la que se sumará la mejora de varias vías de despegue en la cima, que se llevará a cabo en el marco del Plan de Sostenibilidad Turística Ambroz-Cáparra. 

Así, con estas primeras jornadas se quiere potenciar a Cabezabellosa como un enclave único para la práctica del vuelo libre, abordando temas como las distintas modalidades de vuelo, los requisitos y técnicas, la seguridad, la demanda de los usuarios o las oportunidades para el turismo. 

ALOJAMIENTOS POR COMUNIDAD