Castilla y León destina dos millones para impulsar el turismo rural y sostenible

El Plan de Sostenibilidad en la Montaña de Riaño, Sierra de Francia y Rutas del Vino son las apuestas de la Junta para impulsar el turismo rural.

11 diciembre 2020

Montañas de Riaño //Crédito: campo2aventura.com

La Junta de Castilla y León aprobó durante el Consejo de Gobierno sendas partidas para impulsar el turismo rural en Castilla y León. La primera de ellas, contempla dos subvenciones a las diputaciones provinciales de León y Salamanca, de 950.000 euros cada una, para la ejecución del Plan de Sostenibilidad Turística en la Montaña de Riaño y del Plan de Sostenibilidad Turística de la Sierra de Francia. La segunda contempla la concesión de varias subvenciones por un importe global de 230.000 euros a las entidades gestoras de las Rutas del Vino de España certificadas de la Comunidad. 

Los Planes de Sostenibilidad Turística en Destinos constituyen un mecanismo de apoyo a la inversión en actuaciones de impulso, adecuación y mejora de los destinos turísticos, para aumentar su sostenibilidad y se ponen en marcha a través de la colaboración entre la Administración del Estado, la Comunidad Autónoma y las entidades locales. A semejanza de los anteriores Planes de Dinamización del Producto Turístico, estos nuevos planes pretenden generar un volumen significativo de inversión de recursos y una participación no solo del sector público, sino también del privado, que estén implicados en el desarrollo turístico de determinadas zonas del entorno rural más deprimidas. 

Las actuaciones que desarrollarán estos planes y que son objeto de subvención se engloban es los siguientes ejes: transformación competitiva del modelo turístico, análisis permanente de la demanda, estructuración de la gobernanza colaborativa y crecimiento sostenible 

Plan de Sostenibilidad Turística de la Montaña de Riaño 

El destino turístico Montaña de Riaño es el área más montañosa de Castilla y León y destaca por su excelente estado de conservación, como prueba su elevado porcentaje de superficie incluida en la Red Natura 2000, así como los terrenos que aporta al emblemático Parque Nacional de Picos de Europa y a otros espacios protegidos, por lo que constituye un espacio idóneo para la creación de experiencias ligadas al turismo de naturaleza, de observación de fauna, de senderismo o de turismo activo, entre otros. 

El ámbito territorial de actuación comprende el destino turístico Montaña de Riaño (León), integrado por 25 municipios, que conforman este nuevo destino turístico desde el punto de vista geográfico. Está delimitado geográficamente por las montañas que la bordean y sus tres principales accesos por puertos de montaña y la carretera de León. 

El convenio que se establece para el desarrollo de este Plan entre la Secretaría de Estado de Turismo, la Consejería de Cultura y Turismo y la Diputación Provincial de León pretende integrar las distintas iniciativas de los actores locales en un mismo plan con una meta común: el desarrollo turístico sostenible del territorio, proporcionando una hoja de ruta común para la cooperación de los actores implicados, aportando sus intervenciones y presupuestos a un destino turístico común, aprovechando eficientemente los mecanismos financieros existentes.  

Igualmente, pretende vincular el territorio a redes de productos y destinos turísticos como son: Turismo activo en España, Ecoturismo en España, Turismo industrial, Cuatro Valles, Montaña Palentina o Liébana; formar y acompañar a los actores del sector, dotándoles de nuevas capacidades para alcanzar el mercado, crear experiencias, hacer una promoción diferenciada y enseñarles a vender y, finalmente, mejorar la promoción de los servicios y productos turísticos, aumentando su rentabilidad económica y el bienestar de la población local, y contribuyendo a frenar la despoblación 

Plan de Sostenibilidad Turística de la Sierra de Francia 

El ámbito territorial de este Plan de Sostenibilidad Turística está compuesto por el Destino Turístico Sierra de Francia, ubicado en la provincia de Salamanca, y está integrado por 30 municipios, que no solo conviven en una zona geográfica unificada, sino que también comparten identidad turística en cuanto a que sus elementos patrimoniales son comunes y conviven en dos Zonas de Especial Conservación y de Especial protección para las Aves, ubicadas en el entorno de un Parque Natural y dentro de una Reserva de la Biosfera. 

Así, este territorio está delimitado a su vez por dos espacios naturales y su zona de influencia - transición: las Zonas de Especial de Conservación (ZECs) y las Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPAs) de Las Batuecas-Sierra de Francia (incluido el Parque Natural) y Quilamas con su zona de transición y ZECs de San Martín del Castañar y Escurial de la Sierra. 

El convenio que se establece para el desarrollo de este Plan entre la Secretaría de Estado de Turismo, la Consejería de Cultura y Turismo y la Diputación Provincial de Salamanca pretende aumentar la capacidad de gobernanza del destino; extender la demanda del destino a todos los municipios y disminuir el impacto de la estacionalidad y establecer un modelo de gestión de la sostenibilidad en sus tres vertientes: económica, social y medioambiental como pilar básico de las actuaciones del destino que sea capaz de controlar y modular el impacto turístico garantizando de manera simultánea la satisfacción de los turistas y los residentes con el cuidado del entorno. 

Rutas del Vino de España   

La concesión de estas subvenciones va dirigida a financiar las acciones englobadas dentro del Manual de Producto elaborado por la Asociación Española de Ciudades del Vino (ACEVIN), con el apoyo de la Secretaría de Estado de Turismo, para el mantenimiento de la certificación como ‘Ruta del Vino de España’ y, en el caso de la Ruta del Vino de Zamora, para obtener su certificación. 

El concepto de Ruta del Vino consiste en constituir un producto integrado en determinados destinos rurales, orientado hacia el turismo cultural y rural y basado en las actividades vitícolas, gastronómicas y culturales, acompañado por una amplia oferta de alojamiento con servicios relacionados con dicha actividad: bodegas, enotecas, vinotecas o museos del vino, así como de una amplia oferta de actividades complementarias como golf, hípica, oferta comercial, restaurantes u oferta nocturna. 

Por ello, ‘Ruta del Vino’ es producto turístico complejo: una red de cooperación empresarial y de cooperación público-privada que integra tanto a empresas específicamente turísticas, como de otros sectores (bodegas, enotecas, tiendas especializadas, restaurantes, bares, hoteles, alojamientos rurales, agencias de viajes y de receptivo o actividades recreativas, entre otras). También se incorpora a las administraciones locales del territorio por donde transcurre la Ruta como gestoras de gran parte de los valores y recursos del territorio. 
 

ALOJAMIENTOS POR COMUNIDAD