Los cultivos de coca invaden reservas naturales en Colombia

La Macarena, el caso de Paramillo y el caso de Farallones, son las tres reservas naturales de Colombia más crónicas concentrando 4.189 de 143.000 hectáreas.

01 septiembre 2021

Caño Cristales en La Macarena, Colombia // Crédito: laderasur.com

Colombia, mayor productor de cocaína del mundo, tiene 7.844 hectáreas de narcocultivos sembrados en reservas naturales, un área ligeramente superior a la de Manhattan, según un informe presentado el jueves pasado por una coalición de organismos no gubernamentales.  

"Los parques en muchas partes son invadidos, son deforestados, son llenados de coca", reclamó la bióloga Brigitte Baptiste durante la presentación de los resultados consolidados por la iniciativa Parques Nacionales Cómo Vamos. 

Se trata de la primera edición de este informe, basado en datos oficiales y de Naciones Unidas, y respaldado por ONG como World Wildlife Fund y Wildlife Conservation Society

"Tenemos casos crónicos: el caso de La Macarena (centro), el caso de Paramillo (noroeste) y el caso de Farallones (suroeste)", todas reservas biodiversas, detalló la profesora Sandra Vilardy, directora de Parques Nacionales Cómo Vamos. 

"Es importante recordar que los cultivos de coca históricamente han estado en estos parques. Cada año fluctúa la cifra, pero además de los cultivos de coca al interior de las áreas protegidas, también nos preocupa de manera importante lo que sucede afuera de los parques, porque eso genera una presión adicional", añadió Vilardy en declaraciones a RCN Radio.  

Solo estos tres parques concentran 4.189 de las 143.000 hectáreas de coca sembradas en el país. 

Según el gobierno los cultivos ilícitos son, junto con la ganadería y la construcción de vías ilegales, las principales causas de deforestación en el país. 

Colombia es uno de los países más biodiversos del planeta, con 59 parques que son reservas naturales. En total abarcan unos 18 millones de hectáreas y 30 de ellos están "presionados por los cultivos de coca" en sus alrededores. 

El caso más grave es el parque Catatumbo Bari, fronterizo con Venezuela, que concentra en su vecindad el 15,5% de los cultivos de coca de Colombia. Según el documento, casi la mitad de los cultivos ilícitos se encuentran cerca de parques naturales. 

Colombia tiene la mayor área sembrada de narcocultivos del mundo por delante de Perú y Bolivia, mientras Estados Unidos es el mayor consumidor de cocaína. 

ALOJAMIENTOS POR COMUNIDAD