Los mejores destinos eco-friendly en Latinoamérica para 2021

El 72 porciento de la comunidad viajera cree que es necesario elegir opciones de viaje sostenibles para resguardar a la Tierra, según un estudio de Booking.com.

17 diciembre 2020

Costa Rica, volcán. Crédito: Frank Ravizza 

Este 2020 está terminando por todo lo alto. Además de una pandemia mundial tenemos que seguir preocupados por el alarmante cambio climático. A raíz de los graves problemas que generan en el medio ambiente, comenzó a surgir una marea verde que parece llegar (al fin) como una tendencia: la preocupación y concientización social sobre problemáticas ambientales. De la mano de esto, muchos viajeros están cambiando su forma de viajar, eligiendo destinos sustentables y adaptando sus costumbres al cuidado del medio ambiente. 

Según un estudio realizado por Booking.com, el 72% de la comunidad viajera cree que es necesario actuar ahora y elegir opciones de viaje sustentables para resguardar la Tierra para las futuras generaciones. Sin embargo, a pesar de la motivación de los viajeros, todavía existen desafíos a la hora de viajar y elegir destinos eco-friendly: el 37% no sabe cómo hacer que su viaje sea más ecológico, y el 36% sostiene que no tiene el presupuesto para afrontar el gasto de viajar de forma sustentable. 

Como buenos Ecoturistas, si os paráis a pensar en los mejores destinos eco-friendy y sostenibles para viajar, seguro que Latinoamérica es el primero que os viene a la cabeza, ¿verdad? Por supuesto que sí. Una de las principales referencias cuando se trata de la preservación del medio ambiente y el primero en crear su propio sello de calidad para empresas turísticas: el CST (Certificación para la Sostenibilidad Turística), fue Costa Rica.

Ecoturismo LatinoaméricaFoto: Tucán, Costa Rica. Crédito Fintan O' Brien 

Y es que, más del 25% de su territorio está dedicado a parques y reservas nacionales y tierras protegidas. Muchas de sus políticas públicas y privadas están al cuidado de la biodiversidad que habita su territorio. 

El ecoturismo en Costa Rica es un caso de éxito debido al trabajo en conjunto de empresas privadas, ONG internacionales y nacionales, organizaciones gubernamentales y a la interacción entre la amplia red de áreas protegidas. De acuerdo a Turismocity, los parques nacionales Manuel Antonio y el Bosque Nuboso Monteverde son considerados modelos para el ecoturismo y el desarrollo sostenible por ofrecer un hábitat crítico a las diversas especies vegetales y animales. 

Por otro lado, uno de los mayores impulsores del ecoturismo, llega desde el Parque Nacional de las Islas Galápagos, el cual se ha gestionado cambios en el turismo de Galápagos. Por su situación geográfica, es determinante para conformar un medio biodiverso para su flora y fauna, al recibir distintas corrientes oceánicas. También tiene mucha valoración internacional que ayuda a su conservación, siendo considerado Patrimonio Natural de la Humanidad

Su encanto está principalmente en la posibilidad de interactuar con las variadas especies de animales terrestres y marinos, mediante sus las principales actividades: snorkel, buceo y excursiones destinadas a la observación de animales.

Ecoturismo LatinoaméricaFoto: Islas Galápagos

Sus políticas de preservación prohíben fumar, pescar, alimentar animales y practicar deportes náuticos. Para ingresar, en el aeropuerto se inspecciona estrictamente el equipaje prohibiendo el ingreso de alimentos o plantas que puedan contaminar el lugar. 

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, el archipiélago de Fernando de Noroña situado a 215 millas de la costa de Brasil, famoso por sus increíbles paisajes, playas paradisíacas y vida silvestre es, además, un destino ideal para los viajeros ecológicos. 

En su isla principal, las playas tienen un límite de visitantes diarios de 400 personas, que permite su preservación ambiental y la protección de su vida marina. Para cuidar de esto, además, se les cobra un Impuesto de Preservación Ambiental de alrededor de $70 usd por semana (que aumenta cuanto mayor sea la estadía) a cada persona que visita la isla, así como también una tarifa para acceder al Parque Marino. 

Según Turismocity hay 5 senderos protegidos en el área de la Reserva Marina Nacional, que solo se pueden explorar con un guía acreditado, y otros 3 senderos dentro del Área de Preservación del Medio Ambiente, que tienen acceso gratuito. 

Kuna Yala, manteniendo su identidad  

Kuna Yala es un archipiélago de 365 islas ubicado en las costas de Panamá, regido por la ley de los kuna, el primer grupo indígena de toda Latinoamérica en lograr su autonomía.  

Gracias a esto, potenciales inversores y grupos hoteleros se mantienen alejados del edén, un espacio que pese a ser turístico, sigue manteniendo su identidad y origen salvaje gracias a las dinámicas de autogestión y cuidado del medio ambiente que llevan a cabo estas comunidades.

Ecoturismo LatinoaméricaFoto: islas Kuna en Panamá. Crédito: Panamá Travel

El ecoturismo ha conseguido que familias enteras puedan vivir en las 36 islas que están habitadas, sin luz eléctrica y reduciendo al mínimo el consumo de agua. Una actividad que compaginan con sus otras dos fuentes principales de ingresos: la pesca artesanal y la confección de molas, el atuendo tradicional de la mujer kuna.  

Es un tejido típico, lleno de riqueza iconográfica, que trata de plasmar los secretos de la madre Tierra, emulando la flora y la fauna local a través de estampados geométricos y coloridos. Las artesanas utilizan una técnica muy particular que pasa de generación en generación con la finalidad de preservar la memoria colectiva del pueblo nativo. 

El gobierno panameño quiso borrar su memoria, suprimiendo la autonomía y eliminando sus costumbres y su idioma. Como respuesta a esta occidentalización forzada, en 1925, los indígenas kunas se rebelaron, consiguiendo el respeto de sus tradiciones y de su forma de vida. 

ALOJAMIENTOS POR COMUNIDAD