Ecoturismo, la nueva forma de viajar respetuosa, responsable y segura que todos queremos

Es tendencia al alza y cada vez más destinos en España apuestan por la certificación y acreditación de sus espacios naturales.

12 noviembre 2020

Hacer ecoturismo siempre ha tenido un plus, un punto a favor de una viajero responsable y comprometido con lo que le roda. Ahora, en tiempos del Covid, se ha convertido en el turismo de moda por la seguridad que también conlleva esta práctica. España es un páis privilegiado dentro de Europa para hacer ecoturismo, con un territorio jalonado de Parques Nacionales y Reservas de la Biosfera.

El ecoturismo puede convertirse en uno de los pilares de la reconstrucción verde de la economía y en un elemento diferencial de la oferta turística en España para un turista que cada vez más apuesta por experiencias más naturales y sostenibles.

Menorca

Además, según recoge en sus publicaciones el Instituto de Turismo de España, cada vez más destinos están acreditados con la Carta Europea de Turismo Sostenible (CETS). Se trata, en definitiva, de áreas naturales que cuentan con empresas que desarrollan actividades turísticas comprometidas con la protección del medio ambiente.

En esta selecta carta, España cuenta con algunos de los espacios naturales más valiosos de Europa por su bello patrimonio natural de toda índole, montañas, volcanes, marismas, bosques, ríos, valles, acantilados, lagos, etc lugares únicos y diferentes.

Asturias

Desde el Parque Nacional del Teide o los Pirineos, pasando por los Parques Nacionales de Monfragüe o el de Doñana, los de Sierra Nevada, la sierra de Tramontana, Grazalema, o Cazorla, muchos de ellas están declarados Patrimonio Mundial por la UNESCO, por su flora, fauna y belleza paisajística únicas.

Además y según los datos del Observatorio del Ecoturismo en España, el impacto económico generado en 2019 por la actividad de las compañías adheridas al Club de Ecoturismo de España para los destinos en los que se ubican ha sido de 107,8 millones de euros. Estos datos desglosados indican que en el sector de los alojamientos se habrían generado un impacto de unos 63 millones y en las empresas de actividades de unos 44,8 millones de euros.

ALOJAMIENTOS POR COMUNIDAD