La finca vinícola Raimat, espacio natural visitable y gratuito

Este proyecto ofrecerá 50 km recorridos gratuitamente por los visitantes caminando o en bicicleta, garantizando que la finca Raimat sea un espacio natural.

09 diciembre 2020

Viñedos Bodegas Raimat // Crédito : twnews.es

Raimat, la gran finca vinícola que la familia Raventós explota a tan solo 15 kilómetros de Lleida, se convertirá a partir de la próxima primavera en una atracción de turismo natural que la empresa ofrecerá gratuitamente a quien desee visitarla. El proyecto, pionero en Catalunya y a nivel de fincas vitivinícolas único en Europa, ofrecerá al turismo familiar la gran riqueza natural del territorio, más de 700 hectáreas que hace un siglo eran un erial, pero que con la acción del regadío y de la agricultura respetuosa con la tierra y el medio, ha conseguido convertirse en una reserva donde conviven en plena armonía aves acuáticas, rapaces, mamíferos, encinares centenarios y los cultivos de vid, totalmente ecológica y sostenible. Las obras de señalización de los trayectos y la construcción de un centro de interpretación ya están en marcha y la previsión es que Raimat Natura sea una atracción natural para cuando la pandemia sea más leve. 

El director de Raimat, Joan Esteve, explica que “hemos conseguido la convivencia entre el cultivo de la vid y su entorno, respetando el hábitat de las especies que viven”. En el caso de Raimat, “la prohibición de la caza, el cultivo ecológico, el mantenimiento de las cubiertas vegetales, la replantación de hábitats degradados y una larga lista de acciones; han permitido que en la finca convivan multitud de especies”. El visitante podrá elegir, a pie o en bicicleta recorridos a su medida que pueden alcanzar los 50 kilómetros. El circuito alrededor del lago, una zona privilegiada para observar aves, estará adaptado para personas con dificultades físicas. Otros puntos de interés serán la avenida de las variedades, donde en un breve paseo se pueden descubrir hasta 10 variedades de uva. 

En verano, Raimat se convierte en zona de cría y reproducción de numerosas especies protegidas. En esta época se pueden ver con facilidad somormujos lavanco (especie protegida similar a un pato-gaviota); fulicas; garzas reales, entre otros. Otras especies serían las esteparias (propias de zonas de secano estricto) como la carraca azul, muy valorada por los amantes de la ornitología por sus atractivos colores azules y verdes, y pájaros como el abejaruco o los pájaros carpinteros. 

En los estanques se pueden ver nutrias y tortugas leprosas. Completan el ecosistema de la finca especies más comunes como conejos, liebres, ginetas y zorros, “a pesar de que se mueven principalmente por la noche y son más difíciles de observar”, especifican. La flora de la zona también incluye especies de gran valor, así como un encinar centenario con numerosas especies características de las zonas continentales. 

Raimat, tradición 100% sostenible 

La historia de Raimat se remonta a 1914 cuando Manel Raventós i Doménech, propietario de Codorníu, adquirió unas tierras áridas e infértiles para convertirlas en lo que hoy es la finca más grande de Europa en manos de una misma familia. Hoy, en un entorno único, con agua procedente del deshielo de las nieves del Pirineo, se erige la bodega Raimat con viñas certificadas como sostenibles por el CCPI y en proceso de conversión a ecológicas. 

Raimat es hoy el centro de investigación y desarrollo vitivinícola líder en nuestro país y un estandarte de programas de sostenibilidad y medio ambiente. Ofrece vinos de alta calidad con una personalidad única a partir de uva procedente exclusivamente de su propia finca siempre abanderados por el máximo respeto y conservación del entorno. 

ALOJAMIENTOS POR COMUNIDAD