Fundación Oso de Asturias refuerza su asesoramiento y trabajo de campo

La Fundación Oso de Asturias (FOA) ha acordado reforzar su trabajo de campo, así como el asesoramiento sobre prácticas para una convivencia segura en las comarcas oseras.

29 junio 2021

Oso pardo cantábrico en la zona de Asturias

La Fundación Oso de Asturias (FOA) ha acordado reforzar su trabajo de campo de seguimiento de la especie, así como la labor informativa y de asesoramiento sobre las mejores prácticas para una convivencia ordenada y segura en las comarcas oseras.  

FOA es una entidad cultural privada sin ánimo de lucro, cuyo fin es promover y desarrollar actividades dirigidas a la conservación del oso pardo cantábrico y de su hábitat. Fue creada en el año 1992 por varias entidades asturianas sensibilizadas ante el inminente peligro de extinción que amenaza al oso pardo en España, con el fin de intervenir activamente en la protección de esta especie tan representativa de la fauna silvestre de la Cordillera Cantábrica. 

Precisamente sobre este apartado, que ha cobrado notable actualidad a raíz del incidente habido el pasado mes en el concejo de Cangas del Narcea donde una mujer se encontró por casualidad a un oso que acabó dando un zarpazo en la cara de la mujer de 75 años, el patronato ha hecho suyas las consideraciones que a raíz del mismo ha elaborado el comité científico de la FOA, por estimar que señala pautas y líneas de trabajo útiles y adecuadas a las actuales circunstancias.  

También ha aprobado en su patronato, al que se ha incorporado Abanca, sus cuentas correspondientes a 2020 que, pese a estar marcado el ejercicio por la crisis sanitaria, arrojan un superávit de 7.232,51 euros.  

El patronato también ha dado luz verde a la celebración en el segundo semestre del año de un encuentro internacional sobre la recuperación, rehabilitación y reintroducción en la naturaleza de ejemplares que hayan sufrido algún problema y al que está previsto asistan, entre otros, especialistas de Estados Unidos y Grecia, países con la experiencia de éxito más acreditada en esta tarea.  

Ya en otro capítulo, el de la educación ambiental, el máximo órgano de la FOA ha mostrado su satisfacción porque la favorable evolución de la pandemia haya permitido recuperar, aunque sea parcialmente, varias de la actividades que en este campo lleva a cabo de manera regular, como por ejemplo los itinerarios por la naturaleza que todos los fines de semana agotan las plazas disponibles, y de manera especial las destinadas a la comunidad escolar que, combinando la actividad presencial con la digital, alcanzaron en lo que va de año a 3.132 alumnos. 

ALOJAMIENTOS POR COMUNIDAD