Volver al pueblo, ya lo decía Estopa, calidad de vida y tranquilidad

Uno de los efectos de la Covid-19 es el regreso a los pueblos rurales para conseguir tranquilidad lo que está propiciando un aumento del censo de estas localidades.

18 marzo 2021

Vuelta a lo rural, calidad de vida

El mejor sitio para vivir es el mejor sitio para luego poder enseñar. Uno de los ‘boom’ positivos que está propiciando toda la pandemia de la Covid-19 es el aumento del turismo rural y ecoturismo. La familia Ecoturista cada día está aumentando de manera exponencial, no solo cada vez estamos más concienciados sobre cuidar el único planeta que tenemos, sino que también se está experimentando el regreso a los orígenes, es decir, a nuestros queridos pueblos rurales que lamentablemente estaban pasando por una racha continua que daba paso a la desaparición de muchos.  

Según los datos del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, sobre la población rural en España en el año 2019, España tiene 6.697 municipios rurales lo que supone una población rural de 8.496.250 millones que lo constituyen en 3.262.199 millones de hogares rurales, considerando siempre rurales a las poblaciones con una densidad inferior a 100 habitantes/km2.

neoruralEspaña es rica y diversa en poblaciones rurales

Gracias a la digitalización y la posibilidad del teletrabajo, los profesionales pueden trabajar desde cualquier lugar y concebir este formato flexible como una práctica generalizada a largo plazo, por lo que el nuevo panorama supondría una "gran oportunidad para la España Vaciada", según un estudio del Instituto de Valoraciones. 

La España vaciada en cifras 

La población española ha aumentado alrededor de un 36% desde 1975. Aun así, 3 de cada 4 municipios han perdido población en la última década. El fenómeno de la despoblación es rural, y afecta con mayor gravedad a los pequeños municipios, según fuentes estatales. Si bien provincias como Soria reducían en este periodo un 23%, según las cifras de población que maneja el Instituto Nacional de Estadística (INE), en otras como Madrid han crecido un 73% impulsadas por el crecimiento de la capital. 

Pero la pandemia llegó a nuestra actualidad diaria y los pueblos que han recibido nuevos vecinos, la mayoría pequeños, sacan pecho cuando comparan la calidad de vida que ofrecen respecto a las grandes ciudades, con espacios más abiertos para soportar las restricciones de movilidad y sin detrimento de las posibilidades tecnológicas para teletrabajar. 

El aumento de población tiene efectos desiguales, provoca problemas en los servicios que se prestan habitualmente, como en Monda (Málaga), donde la llegada de un centenar de vecinos ha agravado el déficit en las instalaciones escolares. 

Todo lo contrario, ha pasado en El Hito (Cuenca), situado al pie de la autovía de Valencia (A3) y donde el aumento del 20 por ciento de la población hasta llegar a los 191 vecinos actuales ha provocado la reapertura del colegio de la localidad, que se cerró en 2012 por falta de alumnos.

En El Hito, situado en el corazón de la España vaciada, pretenden impulsar el ecoturismo con una laguna declarada reserva natural que tiene numerosas grullas y flamencos, y está en marcha un plan de garantía juvenil que forma a jóvenes de 16 y 29 años para ser “anfitriones rurales” con el que luchar contra la despoblación de Castilla-La Mancha.

neoruralAnfitriones rurales y embajadores para la vuelta al pueblo

El tema escolar es recurrente en los pueblos que han acogido población, como en Garganta de los Montes (Madrid), donde confían en que algunos de los nuevos residentes apuesten por quedarse, especialmente las familias que han escolarizado a sus hijos en el colegio, que ha visto duplicado el número de matriculados hasta los 14, de forma que “ya no corre el peligro inminente de cierre que le atormentaba antes”. 

¿Ciudad o libertad? 

"No es lo mismo estar confinado en un piso de treinta metros que da a un patio sin luz que estar en una casa, mirar por la ventana y ver el campo", asegura Ramón López, alcalde de Sepúlveda (Segovia), localidad cuyo censo municipal ha registrado 68 altas y suma 1.100 habitantes. 

Lo mismo ocurre en Monda, con 2.697 habitantes y un incremento de población de 50 personas al año, cifra que han doblado durante la pandemia. Esta localidad malagueña se localiza a 15 minutos de la turística Marbella, muy bien comunicada y es “puerta de entrada” del futuro Parque Nacional Sierra de las Nieves, destaca su alcaldesa, María Fernández. 

Igual piensa Juan Carlos Carretero, alcalde de Garganta de los Montes, quien asegura que los nuevos inquilinos que han recibido compartían la necesidad de “escapar de la ciudad” y se encontraron, con sorpresa, con que “Madrid tiene un entorno natural envidiable en la sierra” y han pasado de los 349 vecinos censados a 1 de enero de 2020 a los 428 actuales. 

Los jóvenes salieron del pueblo en busca de esa oportunidad que diera un vuelco en su vida, le aportara ese trabajo soñado y bien pagado donde labrar un gran futuro, y todo, porque en el pueblo no existía esa oportunidad, pero actualmente cada vez son más los jóvenes que deciden invertir en su pueblo rural natal y convertirse en empresarios. 

“La mejor forma de cuidar el medioambiente es que haya gente en los pueblos” aseguró a Efe verde el presidente de la Fundación Mil Caminos (FMC), Jesús Garrote, quien está convencido de que “recuperar los oficios perdidos es una forma de llenar la España vaciada” y “tener mejor vida”. 

neoruralRecuperar oficios y producción responsable desde el medio rural

Con ese objetivo, la entidad que preside ha organizado en Salamanca el primero de una serie de congresos que cada año girarán en torno a la fecha del 15 de mayo con motivo de la festividad de san Isidro, labrador, y en los cuales reivindicará valores rurales como los de sostenibilidad, producción y consumo responsables y respeto al medioambiente, junto con la conservación de tradiciones “en ocasiones en peligro de extinción”. 

Pastoreo e inclusión social 

¿Quién dijo que contar ovejas sería solo para dormir? Ahora el pastoreo vuelve a tener demanda y por ello, el primero de los congresos es el Congreso internacional de pastoreo e inclusión social, que se desarrollará en el salmantino Palacio de Congresos y Hospedería Fonseca y en la vecina localidad de Gomecello donde se espera una quesería con placas solares y 600 ovejas con la cooperativa Puente Sanz, del 14 al 16 del próximo mes de mayo. 

La cita incluirá conferencias, mesas redondas, ponencias técnicas y talleres de oficios como hilado con rueca, pastoreo con drones, ordeño a mano, cetrería o esquilado, entre otros, con presencia de pastores españoles y de diversos países africanos. 

Una propuesta de futuro 

Jesús Garrote está convencido de que rescatar los trabajos del campo “ahora mismo es una propuesta de futuro” ya que “se ha perdido muchísimo capital humano en los pueblos” y la prueba es que “con la pandemia, teníamos más de 3 millones de parados, pero no conseguimos 100.000 personas para recoger la cosecha de fruta y atender otros oficios esenciales”. 

En ese sentido se orientan sus iniciativas de inclusión y sus itinerarios formativos, como la escuela itinerante por los pueblos donde “por ejemplo, vamos con un grupo de chavales a donde un señor mayor les enseña a trabajar el mimbre y así los chicos aprenden cosas que se están perdiendo y al señor se le paga una cantidad de dinero y además se siente útil”. 

Un 80% de pueblos de 14 provincias diferentes están actualmente en riesgo de extinción; en 6 de cada 10 municipios españoles hay menos de 1.000 personas; y en 600 municipios no hay niños residentes menores de diez años, son unas cifras tristes pero que seguro terminarán mejorando.  

ALOJAMIENTOS POR COMUNIDAD