Las Golondrinas acondicionan un nuevo ‘nido’ rural en Cáceres

Las Golondrinas, este antiguo retiro de los Grimaldi se convertirá en primavera en una casa rural y de grandes celebraciones situada en los Llanos de Cáceres.

12 enero 2021

Entrada a la finca Las Golondrinas // Crédito : el periódico

Las Golondrinas, finca situada a 20 kilómetros de Cáceres entre Torremocha y Botija, fue retiro cinegético de los Grimaldi y ahora se está acondicionando como alojamiento rural para el turismo y la celebración de grandes eventos. Sus propietarios, la familia Trespalacios Montenegro, están embarcados en este proyecto que volverá a dar vida a un entorno natural privilegiado. Las previsiones de apertura como casa rural son para esta primavera, según recoge el Periódico de Extremadura. 

“Estamos preparando y adaptando los salones y jardines para que los viajeros se puedan alojar y además celebrar bodas y diferentes acontecimientos”, explicó el conde de Trespalacios, Diego Trespalacios. 

Las Golondrinas fue adquirida en torno al año 1800 por la familia Montenegro, concretamente por la tatarabuela de Trespalacios a unos señores de Plasenzuela, y desde aquel momento ha ido pasando a distintos miembros de la familia. 

Uno de ellos, Gonzalo López Montenegro, que fue presidente de la Diputación de Cáceres, amplió las edificaciones y las dejó tal y como están actualmente. Destaca que en la decoración de las habitaciones les está ayudando de forma activa la cacereña especialista y profesional en decoración de interiores, Bebe Contreras. 
 
Trespalacios señala que los trámites burocráticos requieren su tiempo, pero que la idea es preparar la casa para ofrecer servicio a ocho personas y más adelante de 12 habitaciones. Además, prevén eventos con capacidad para 250 invitados. Tienen previsto crear una cafetería con restaurante y colocar este complejo de ensueño en el lugar que merece. 

“Nos encontramos situados en los Llanos de Cáceres, es un sitio maravilloso, una zona donde se crían cerdos y vacas retintas con Denominación de Origen”, indica Trespalacios.

Dará trabajo aproximadamente entre 10 y 15 empleados. La acogedora casa-palacio de Las Golondrinas ha sido residencia de cazadores y durante los últimos años, posada de una nutrida representación de la nobleza europea. La familia real monegasca desde 1975 cuando la pisó por vez primera la princesa Grace Kelly, los príncipes de Holanda o la monarquía española la han visitado en múltiples ocasiones

Todas estas personalidades disfrutaban de los encantos de esta tierra y sus alrededores, ideales para los ojeos y donde practicaban la caza menor, protagonista de estos parajes de perdices y encinares que no tiene parangón. Los futuros ecoturistas podrán pasear por el inmenso cortijo, de cuatro mil metros cuadrados de jardines divididos en dos espacios y un patio con un pozo del siglo XVI en el centro. Ahora todo este valor natural y artístico podrá ser disfrutado próximamente.  

ALOJAMIENTOS POR COMUNIDAD