Montnegre i el Corredor, en Barcelona, primer 'parque del silencio' en España

El terreno montañoso y de densa vegetación del Parc del Montnegre i el Corredor permite que los sonidos de la naturaleza predominen.

23 noviembre 2021

Montnegre i el Corredor, en Barcelona, primer 'parque del silencio' en España // Crédito: facebook

Si hablamos de un parque del silencio enseguida nuestra mente resetea y entra en calma. Recientemente el Parc del Montnegre i el Corredor, a poco más de 50 kilómetros de Barcelona, se ha convertido en el primer 'parque del silencio' de España. La iniciativa ha sido posible gracias a Heike Freire y a su alumna del Curso Superior de Pedagogía verde, una formación de postgrado para el desarrollo humano en contacto con la naturaleza. 

Por su cercanía con la ciudad y por la afluencia de visitantes, las alumnas de Heike Freire decidieron que "Montnegre lo merecía" y pasaron a la acción, haciendo mediciones de decibelios en distintos puntos del parque y encontrando zonas de total inmersión en la naturaleza. 

Su terreno montañoso y de densa vegetación permite que los sonidos de la naturaleza predominen. Con este reconocimiento de espacio del silencio, se quiere llamar la atención sobre la importancia de escuchar sonidos de otros seres vivos que han quedado anulados por el ruido humano. 

Desde el parque de Montnegre i el Corredor, situado entre las comarcas de El Maresme y el Vallès Oriental, se avista el Mediterráneo y en sus más de 15.000 hectáreas viven más de 1.000 especies diferentes de plantas. En sus tierras crecen encinas, alcornoques, avellanos, castaños y pinos piñoneros, y en la parte alta dominan los robles. Y por sus caminos transitan jabalíes, jinetas, garduñas, tejones y comadrejas. Por su situación, el parque es lugar de paso y descanso para aves migratorias. 

El primer 'parque del silencio' urbano del mundo fue el Yangmingshan, en las afueras de Taipéi y con el respaldo del Gobierno de Taiwan, coincidiendo con el Día de la Tierra del 2020. El pasado mes de septiembre, la iniciativa llegó a Europa, con el reconocimiento obtenido por Hampstead Heath, el oasis del noroeste de Londres donde se consigue el prodigio de olvidar que uno está en la ciudad. 

ALOJAMIENTOS POR COMUNIDAD