Barcelona aumenta la protección para la Sierra de Collserola

El Plan General Metropolitano más el de Protección de la Naturaleza tienen el objetivo la conectividad ecológica y el acceso a la Sierra de Collserola.

12 enero 2021

Parnoámica de la Sierra de Collserola // Crédico: parcs.diba.cat

La Sierra de Collserola, ubicada en Barcelona está de celebración y protección. La Subcomisión de urbanismo del municipio de Barcelona, ha aprobado definitivamente una modificación puntual del Plan General Metropolitano (PGM) de 1976 para adaptarlo a la nueva realidad y al Plan Protección de la Naturaleza que se está tramitando en paralelo. De la gran zona forestal de la Sierra de Collserola, que ocupa de 8.345 hectárea, forman parte cinco municipios del Baix Llobregat: El Papiol, Esplugues, Molins de Rei, Sant Feliu de Llobregat y Sant Just Desvern. 

La gran novedad del nuevo planeamiento es que las zonas verdes contiguas a los bordes exteriores de la sierra se calificarán como parque forestal “para preservar la conectividad ecológica y facilitar el acceso a la sierra” en aquellos puntos que se consideren de especial importancia por su ubicación y por su valor intrínseco.  

Estas áreas perimetrales de nueva protección podrán utilizarse también “como espacios agrícolas y de pastoreo, siempre que estas actividades sean compatibles con el disfrute del espacio por parte de los vecinos de las zonas urbanas próximas”, han explicado fuentes de la Consejería de Territorio y Sostenibilidad de Cataluña.  

La modificación del planeamiento supone de facto blindar completamente el parque de Collserola para impedir que se desarrolle cualquier actuación urbanística incompatible con su uso como espacio natural y forestal. De esta forma queda completamente prohibida la nueva construcción de nuevas viviendas, gasolineras, campings, aparcamientos de caravanas, nuevas actividades extractivas, nuevas construcciones auxiliares de apoyo al turismo rural, industrias, depósitos de vehículos, vertederos y huertos solares. 

Los espacios libres que todavía quedan dentro de la sierra solo admitirán “usos que aporten valor añadido al medio natural”, aseguran desde la consejería. Entre ellos, destacan las actividades ganaderas, agrícolas y forestales, así como la elaboración de sus productos. En este campo “se prioriza el uso de construcciones existentes y solo se admiten nuevas edificaciones “si son casetas de herramientas o instalaciones auxiliares desmontables”, añaden las mismas fuentes. 

Por lo tanto, solo podrá hacerse servir como vivienda familiar, taller de actividades artesanales, artísticas o profesionales, alojamiento rural, establecimiento de restauración y equipamientos comunitarias en construcciones que estén actualmente incluidas en el Catálogo de masías y casas rurales del parque. 

Sí que estará permitida la ubicación de nuevos puntos de información y de educación ambiental, áreas de ocio o aparcamientos, así como los servicios de tratamiento de agua y residuos y las instalaciones hidráulicas necesarias para prevenir inundaciones en los cascos urbanos de los municipios que circunvalan el parque.  

Huertos comunitarios e hípicas 

También se aceptará el uso de los terrenos libres como huertos comunitarios de explotación pública -siempre que estén situados a menos de 400 metros de un casco urbano- y como hípicas (pero solo en fincas de 20 hectáreas o más que incorporen en la parcela alguna edificación incluida en el Catálogo de masías y casas rurales) y las actividades extractivas existentes y legalmente implantadas, así como su restauración. 

Todos estos incrementos de la protección de la sierra de Collserola tienen como objetivos primordiales “mantener y mejorar las condiciones ambientales del parque, la gestión sostenible del uso social del parque, el mantenimiento, adecuación y fomento de la economía verde y los servicios ecosistémicos, la mejora y mantenimiento del patrimonio arquitectónico, histórico y cultural y la modulación del paisaje para minimizar impactos”, han explicado fuentes de la Consejería de Territorio y Sostenibilidad.  

ALOJAMIENTOS POR COMUNIDAD