Turismo rural de Andorra-Sierra de Arcos, turismo saludable y sostenible

El programa de Planes de Sostenibilidad Turística en Destino cuenta con una inversión de 64 millones de euros para la comarca zaragozana de Andorra-Sierra de Arcos.

16 agosto 2021

Andorra-Sierra de Arcos // Crédito: aragondocumenta.com

La comarca española de Andorra situada en la provincia de Zaragoza se describe como un destino saludable y sostenible. Un ejemplo a seguir. Así lo considera la Conferencia Sectorial de Turismo, que ha elegido el Plan de Sostenibilidad Turística en Destino de la Comarca Andorra-Sierra de Arcos entre las propuestas presentadas desde toda España como referente. Desde este municipio turolense quieren, ahora, añadir nuevas utilidades como punto turístico inteligente. 

El programa español de Planes de Sostenibilidad Turística en Destino cuenta con una inversión total de 64 millones de euros, tres de los cuales van a ir a esta comarca. Este presupuesto se distribuye a lo largo de tres años y es aportado en un 20% por la propia localidad, mientras el resto se reparte a partes iguales entre el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y el Gobierno de Aragón. 

La técnica comarcal de Cultura y Turismo, María Ángeles Tomás. Andorra-Sierra de Arcos, explicó que con este proyecto quieren “dar a conocer y posicionar la comarca como enclave turístico”, así lo declaró en el periódico de Aragón. En una época en la que muchos buscan lugares tranquilos, sin mucha población, se les ocurrió definirse como un “destino de salud y bienestar”, remarcando posibilidades que este territorio ofrece frente a la masificación de otros enclaves más conocidos en la provincia. 

A su vez, Tomás reivindicó “la sostenibilidad como elemento diferenciador”, con atención al turismo de naturaleza, a cuyos recursos ya disponibles se va a añadir el Camino Natural del río Escuriza. 

Este proyecto supondrá la recuperación de las riberas de su cauce y la adecuación como recorrido senderista de los 33 kilómetros que recorre este afluente del Martín, que nace y muere dentro de la Andorra-Sierra de Arcos, y a lo largo del cual todavía pueden verse los vestigios de antiguos molinos harineros. 

El plan también persigue convertir esta zona en un destino de turismo inteligente. “Queremos aprovechar las posibilidades que las nuevas tecnologías permiten para ofrecer un servicio mucho más personalizado, en el que el visitante puede conocer las previsiones meteorológicas, dónde puede ir desde el punto en que se encuentra o si hay mucha o poca ocupación en esos destinos”, detalló. 

“La calma, la tranquilidad y el equilibrio” son otros de los distintivos de los que se aprovechan los andorranos y de los que presumen. Otra cara que ofrecer a los turistas que quieren pasar unos días de desconexión en un lugar con encanto, buena gastronomía, naturaleza y deporte, unos precios muy económicos y unos vecinos con un carácter envidiable. 

En los últimos años, Andorra ha perdido sus dos principales activos económicos: la minería y la central térmica, por lo que desde la administración comarcal han visto que el turismo podría ser uno de los nuevos motores de desarrollo. Por ello, decidieron dar un paso adelante y explotar todas sus cualidades para convertirse en un lugar de referencia en la comunidad aragonesa. 

ALOJAMIENTOS POR COMUNIDAD