La espectacular Vía Verde de Benicàssim y Oropesa del Mar

Esta Vía Verde discurre entre calas de Benicàssim y Oropesa del Mar y es posible enlazarla con los parques naturales del Prat de Cabanes y la Sierra de Irta.

21 julio 2021

Vía Verde de Benicàssim y Oropesa del Mar

El verano nos propicia una sensación de felicidad constante. Será el buen tiempo acompañado de las vacaciones, pero es una época para relajarse. Eso bien lo saben en la Comunidad Valenciana donde la Vía Verde de Benicàssim y Oropesa del Mar (Castellón), se transforma en un espectacular sendero de costa con horizonte Mediterráneo que todos quieren recorrer.  

Hasta la llegada del ferrocarril, Benicàssim era un grupo de casas y masías sin apenas comercio y con una economía de subsistencia. Con la construcción por orden del Marqués de Campo de la línea Valencia, Tarragona- Barcelona, el tercer ferrocarril de la península, permitió su crecimiento económico y urbanístico, hasta el punto de que la infraestructura viaria dividía la población. El nuevo trazado a partir del año 2004 permitió que la ciudad quedase libre de las vías y la antigua plataforma desmantelada se convirtió en una espectacular vía verde junto al mar. 

El recorrido inicial puede ampliarse por todo el litoral, hasta Peñíscola incluso, ya que este tramo está unido al Centro BTT Costa de Azahar y es posible enlazar la Vía Verde del mar con los parques naturales del Prat de Cabanes y la Sierra de Irta. De esta manera, podemos conseguir una preciosa travesía por la costa central y norte de Castellón, atravesando dos espacios protegidos y en estado casi inalterado. La excursión puede combinarse para volver con el ferrocarril actual desde las estaciones costeras de Peñíscola, Torreblanca o Benicàssim. 

Se trata de un trazado de dificultad baja, apto y accesible para el paseo en familia y se puede enlazar con el carril bici que conecta Benicàssim con la capital de La Plana en dirección sur o con el Prat de Cabanes en dirección norte, desde Oropesa. Durante el recorrido se puede descender a las calas mediterráneas, una de las cuales está catalogada como nudista. 

Esta Vía Verde discurre por una costa agreste y natural entre calas de Benicàssim y Oropesa del Mar. Litoral rocoso y acantilado (en estado natural) a los pies de la Sierra de Oropesa y muy próximo al parque natural del Desert de les Palmes. 

Si la salida se realiza desde Benicàssim, poco antes de iniciar la Vía Verde, los visitantes pueden disfrutar del patrimonio cultural del casco antiguo, la iglesia de Santo Tomás de Villanueva, la torre de San Vicente, y, sobre todo, del conjunto de villas palaciegas a pie de paseo marítimo; o del monasterio Carmelita del Desert de les Palmes y las bodegas del Carmelitano. 

Si se opta por Oropesa del Mar, la apuesta cultural podría completarse con la visita del castillo y la iglesia de la Virgen de la Paciencia, un paseo por el casco histórico, Naturhiscope o los museos del Naipe o del Hierro, antigua cárcel. Oropesa exhibe, además, restos de murallas, el Pou del Ravalet, el poblado íbero de Oropesa la Vella, el faro, la torre del Rey y sus torres vigía: Corda y Colomera. 

ALOJAMIENTOS POR COMUNIDAD